domingo, 20 de enero de 2008

Ahora sí: el mundo es de las máquinas

Efectivamente, si los robots aprenden, si se mueven en un entorno real, si tienen habilidades que pueden hacerlos competir con los humanos (desde luego en capacidad de cálculo hace mucho tiempo que los ordenadores nos dan mil vueltas), si además ¡aprenden a mentir! estamos perdidos:

En el Instituto Federal de Tecnología suizo han desarrollado código que, instalado en pequeños robots, les hace buscar "comida" en forma de recarga eléctrica de sus baterías. En su entorno también se colocaba veneno en forma de descarga de baterías. Pequeñas modificaciones del código y la transmisión de éste a lo largo de cincuenta generaciones dieron lugar a tres colonias que eran capaz de comunicar sus hallazgos a sus congéneres respecto a la comida y el veneno. Lo curioso es que una cuarta colonia había desarrollado la capacidad de "mentir" al comunicar información errónea.

Creo que la noticia es ciertamente sensacionalista en cuanto a que realmente no se tienen los datos del experimento así como que la intervención humana es constante y otorgar comportamientos humanos a los pequeños robots como mentir para sobrevivir o incluso comportarse de forma heroica para salvar a los suyos es sencillamente excesivo, pero... ¿os imaginais? La verdad es que no queda tanto.

4 comentarios:

Natacha dijo...

Mas les valía aprender ha hacer todos los trabajos duros, serviles, desagradables, ingratos... etc. que muchos humanos tienen que hacer.
¿No crees?
Aunque da miedo la noticia, creo que nuestra generación (al menos) no seremos testigos de un cocinero-robot, un papá-leecuentos, una caricia-mami, y esas cosas tan tan tan tiennnas.
Un saludo.
Natacha

diaouled dijo...

Hola Natacha, me gusta poner títulos exagerados, irónicos y hasta absurdos por darle más vida al asunto y porque soy así, pero lo que es indudable es que la tecnología progresa a un buen paso (dudo si la ciencia le sigue el ritmo). En mi opinión es altamente improbable que algún día seamos controlados por "HAL" porque sería la prueba definitiva de que la especie humana es gilipollas y merece la extinción y mis adentros se niegan a asumir esto, pero no cabe duda de que cada vez más funciones de la vida diaria se automatizan y robotizan. Hoy en día es perfectamente factible vivir en un mundo bajo control (de alguna manera ya es así, pero hablo en el sentido de la novela de Orwell -1984- que tantas veces cito), así que en el futuro con más razón aún. Otra cosa es que seamos tan estúpidos como para convertir eso en un fin en sí mismo. Mi parte pesimista me dice que es posible una tercera destrucción masiva, esta vez quizá con centenares de millones de muertes, pero mi parte optimista me dice que incluso ocurriendo la hecatombe habría un renacer sensato.

bowman dijo...

"Voy a desconectar a Hal un día de estos..."
Dave Bowman, piloto del Discovery en la película "2001 Una odisea del Espacio"
:D LOL :D

En "2010 Odisea 2" se dan las claves del extraño comportamiento de HAL y viene al pelo con el artículo que mencionas y las máquinas que "mienten". Precisamente fueron órdenes contradictorias las que le sumieron en un conflicto interno (vamos, lo que en Windows sería una pantalla azul). Por un lado le asignaban como máxima prioridad la protección de la tripulación humana sobre cualquier consideración de la misión. Pero por otra le obligaban a considerar la misión como tarea principal, aun con riesgo para la tripulación a la que, por otra parte, debía mentir para mantener esta orden en secreto. Supongo que esto le provocaría unas cuantas divisiones por cero.
Sólo por curiosidad.

diaouled dijo...

Genial, sería curioso saber cómo funciona un programa de inteligencia artificial en esas condiciones (basado en Linux or the like, claro). Seguro que hay algoritmos de la leche para resolver estas circunstancias... o no (como diría Rajoy, que en paz descanse).